5 formas de controlar las finanzas de tu negocio

Las finanzas es quizás el aspecto más importante que cualquier emprendedor debe tener en cuenta a la hora de gestionar su negocio. Sin embargo, es algo que no a todo el mundo le gusta, muchas veces porque no tienen ni la costumbre ni el conocimiento necesario para hacerlo. No obstante, como vamos a ver a continuación, no es necesaria una gran formación para tener el control de las finanzas de tu negocio.

5 formas de controlar las finanzas de tu negocio

5 formas de controlar las finanzas de tu negocio

Veamos 5 maneras de tomar el control de las finanzas de tu negocio.

1. Mantén las finanzas de tu negocio separadas de tus finanzas personales

Se trata de algo que suele ocurrirle a muchos autónomos que tienen un negocio en el que son los únicos socios. En estos casos es muy común que las finanzas personales se mezclen con las de la actividad. Y llega un momento que no saben si ganan o pierden dinero. Si ganan no es tan malo, pero si están perdiendo dinero y no lo saben puede ser el final de su aventura emprendedora.

Necesitas tener tus cuentas personales y de negocio completamente separadas. Lo mismo con las tarjetas de crédito y débito. Los gastos y los ingresos de tu negocio deben estar en una cuenta bancaria independiente desde el principio.

De igual forma, cuando prepares tus presupuestos anuales, debes mantener los dos presupuestos separados. Por un lado tu presupuesto para casa y por otro el de tu negocio. Pero incluye en el presupuesto del negocio tu pago mensual. Ese pago te lo transfieres a tu cuenta personal cada mes para que desde ella puedas pagar la hipoteca y resto de gastos familiares. Es importante que lo incluyas aunque creas que no siempre te lo vas a poder pagar.

2. Crea un presupuesto sólido de tu empresa

Siguiendo con el último párrafo del punto anterior, un presupuesto sólido es la base de cualquier empresa que quiera ser fuerte. Debes especificar exactamente cuánto estás planeando gastar en cada una de las actividades de tu negocio, desde el marketing a la producción y distribución. Mantén un seguimiento cuidadoso de tus gastos a medida que va pasando el tiempo y compara con frecuencia tu presupuesto con la actividad real de la cuenta.

Deberías encontrar solo pequeñas diferencias entre lo proyectado y lo realmente gastado. No obstante, si ves que se descuadran mucho unos con otros, aumentando demasiado los gastos, hazle un seguimiento más cercano. No esperes a que los números estén en rojo para tratar de identificar el problema.

3. Selecciona y utiliza bien las herramientas informáticas

No puedes mantener el control de las finanzas de tu negocio, si no utilizas las herramientas adecuadas. En primer lugar, asegúrate de que estás trabajando con una aplicación informática que puede satisfacer todas tus necesidades de contabilidad, facturación y finanzas. Es crucial que tengas acceso a informes intuitivos e interfaces comprensibles. No creas que tienes que gastar mucho dinero en eso. Tienes aplicaciones online que funcionan muy bien y son o muy baratas o incluso gratuitas para pequeños negocios.

Una vez que hayas elegido un programa de contabilidad, tómate tiempo para familiarizarte con él. Muchas personas trabajan con aplicaciones que no aprovechan plenamente. Invierte tiempo en aprender todas las características de tu programa para que puedas tener un completo control de las finanzas de tu negocio.

4. Déjate asesorar por profesionales

Si tu negocio es pequeño y no tienes un departamento financiero o de contabilidad, es posible que tengas que recurrir a los servicios y la experiencia de profesionales. Hay muchas cosas que puedes decidir por ti mismo, pero no deberías arriesgarte a exceder tu nivel de conocimiento. Si sientes que las finanzas de tu negocio están empezando a estar fuera de control, habla con un asesor o un consultor con experiencia.

Ten en cuenta que un asesor o un consultor no se va a hacer cargo de las finanzas de tu negocio a menos que también sea gestor. El consultor adecuado, simplemente te dará algunas ideas y sugerencias inteligentes para que tú mismo puedas gestionar las finanzas y ver cómo tu negocio crece.

5. Pon en cuestión tus procesos

Sólo podrás ajustar tus finanzas si comienzas a mirar informes financieros. Si tus ingresos y gastos no están donde deben estar, debes tomar nota de los números y empezar a revisar la empresa en su conjunto para descubrir dónde está el problema real. La mayoría de las veces encontrarás las soluciones para las finanzas de tu negocio en el departamento de ventas o en el de producción.

Examina tu negocio como si no fuera tuyo. Es la mejor forma de ser objetivo. Revisa cómo está funcionando tu negocio en cada etapa. ¿Estás desperdiciando dinero con procesos ineficientes en una línea de montaje? ¿se está gastando demasiado dinero en conseguir nuevos clientes mientras que los números de los clientes existentes caen? Si tu negocio tiene producción, monitorizarla de cerca con herramientas de business intelligence y cambiar los procesos de negocio que sea necesario, puede afectar directamente a la cuenta de resultados.

Conclusión

Mantener las finanzas de tu negocio bajo control te asegura que siempre tendrás los fondos necesarios para crecer y progresar. Usar una gestión financiera creativa y ser constante en la vigilancia estrecha de los números puede marcar la diferencia entre el estancamiento y el éxito de tu negocio.

Si crees que hay alguna otra forma de tomar el control de las finanzas de tu negocio, haz un comentario y cuéntanoslo, o contacta con nosotros a través de este formulario.

Juan Ramon Gómez
Juan Ramón Gómez

Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo nuestro artículo "5 formas de controlar las finanzas de tu negocio"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *