8 buenos hábitos financieros que debes implantar en tu vida.

La situación financiera que tiene cada uno está relacionada con su actitud con el dinero, su forma de ganarlo y gastarlo, de como son sus hábitos financieros.

Hace algunas semanas en mi artículo Empieza ya, cambia tus malos hábitos por buenos hábitos financieros contaba como eliminar los malos hábitos financieros, hay que reemplazarlos por buenos hábitos.

Estos son algunos buenos hábitos que debes implantar en tu día a día:

1. Ahorrar dinero con la finalidad de invertirlo.

    Los ingresos los puedes recibir por medio de un sueldo cambiando tus horas por dinero, o haciendo que tu dinero genere más dinero, es decir, inviertes el dinero y obtienes ingresos pasivos.

    Para empezar a invertir hay que crear un pequeño capital.

    Ahorrar es el primer hábito que debes implantar. Si hasta ahora no ahorrabas nada debes ahorrar para tener tu fondo de emergencia y para invertir.

2. Eliminar la deuda mala y evitar caer en ella.

    La deuda mala nos incrementa la cantidad de gastos que tenemos que pagar todos los meses.

    Eso hace que la cantidad de ingresos pasivos que necesitamos para superar estos gastos sea mayor.

    Es importante no meterse en deuda mala y en caso de haberla contraído ya, hay que deshacerse de ella.

    Tienes que pagar además de la cuota mínima de la deuda un poco más para ir reduciéndola y deshacerte de ella cuanto antes. En tu presupuesto añade esta cantidad como gasto y oblígate a reservarla todos los meses, sin excusas.

3. Adquirir educación financiera.

    Establece el hábito de leer sobre finanzas, asistir a seminarios, ver documentales, conocer la terminología.

    Si quieres triunfar necesitas saber las reglas, el vocabulario. Si no sabes que es un activo, difícilmente lo podrás adquirir. Meterte en el mundo de las inversiones sin conocimientos te hará guiarte de la opinión de otros y esto puede empeorar tu situación financiera.

    Necesitas saber como usar el dinero, como hacer que trabaje para ti en lugar de trabajar para los demás.

    Debes poder diferenciar entre consejos que te beneficien o que beneficien a otros sin beneficio para ti o incluso perjudicándote.

4. Conoce el riesgo para poder controlarlo.

    Invertir tiene su riesgo, pero al adquirir educación financiera el riesgo se minimiza.

    Tirarse en paracaídas también tiene un riesgo, pero lo puedes controlar si aprendes como abrir el paracaídas y prácticas antes de lanzarte de verdad desde el avión. La finalidad es disfrutar del salto minimizando los riesgos.

    En las finanzas ocurre lo mismo, cuando conoces el juego, disfrutas y el riesgo aunque sigue existiendo sabes como controlarlo.

5.Determinación.

    En realidad no es un hábito, pero es necesario estar decidido en lograr el objetivo "la libertad financiera", Tener determinación te dará la fortaleza para seguir adelante cuando aparezcan los problemas.

    Los que logran enriquecerse, tienen muy claro su objetivo, trazan su plan, lo adaptan según las necesidades y no cesan en su empeño. Se puede decir que son unos cabezotas, y gracias a su perseverancia lo consiguen. Salen de la zona cómoda, la conocida por todos, y abren su propio camino.

    Debes armarte de valor y seguir adelante con tu meta.

6. Saber esperar. Tener paciencia.

    Conseguir la libertad financiera lleva su tiempo, no la logras de la noche a la mañana salvo que te toque la lotería y ya sepas como hacer que el dinero crezca, que tengas educación financiera ya que de otra forma igual que llegó el dinero se irá.

    Así que según las circunstancias de cada uno, lograr la libertad financiera llevará más o menos tiempo.

7.Busca un modelo a seguir.

    Busca personas que hayan conseguido lo que tu quieres, investiga como lo han hecho e imítalos, no hay que reinventar la rueda.

8. Asume tus errores financieros.

    No culpes a los demás de tus errores financieros, si te has metido en deuda mala se consciente de que tu eres el responsable y aprende de ello.

    Como ya he mencionado, los errores son oportunidades de aprender y mejorar. Utilizalos en tu provecho no en tu contra.

Deja un comentario