Algunos casos en los que los préstamos rápidos pueden ser una buena opción

Ya hemos dicho otras veces que los préstamos rápidos son una herramienta financiera que puede ser muy útil en ciertas ocasiones pero que hay que estudiar con detenimiento para asegurarnos que son nuestra mejor opción. Aun así, una vez visto que un préstamo rápido es lo que necesitas, siempre será conveniente que te apoyes en una plataforma de comparación como Prestamería.es para asegurarte de que tanto la empresa con la que contratas como la mejor oferta. En el artículo de hoy vamos a ver algunos de esos casos en lo que los préstamos rápidos nos pueden ayudar. Para ello comenzaremos ilustrándolo con una pequeña historia.

Algunos casos en los que los préstamos rápidos pueden ser una buena opción

La historia de Jessica Sánchez es la de una madre soltera de veintidós años que vive en Valencia, España, y que se encontró recientemente en una situación bastante difícil. Su coche se había estropeado y lo necesitaba para dejar a su hija en la guardería mientras iba a trabajar. Jessica es una chica optimista, pero en esos momentos no tenía el dinero para reparar su coche. Apenas tenía ahorros. No tenía tampoco familia ni amigos que pudieran ayudarla. Así que hizo lo que muchas personas de bajos ingresos hacen en tales situaciones: sacó varios préstamos rápidos de diferentes entidades financieras, por importes que iban desde los 50 a los 300 euros. El interés de esos préstamos rápidos era de media del 15% lo que significa que de cada cien euros prestados tendría que pagar 15 adicionales por interés.

Jessica sabía que iba a tener que trabajar duro para devolver esos préstamos rápidos a tiempo pero necesitaba cada euro que pudiera conseguir para poder arreglar el coche, mantener su trabajo, pagar el alquiler de su casa, los servicios básicos de agua, luz y gas, y comprar comida para ella y su hija.

El caso ficticio de Jessica es el típico en el que alguien necesita hacer uso de los préstamos rápidos y nos va a servir de base para ver por qué era una mejor opción para Jessica, comparándolo con otras situaciones en las que se podía haber incurrido.

3 situaciones que hacen que pedir un préstamo rápido tenga sentido

1. Los préstamos rápidos pueden ser más baratos que un descubierto

Cuando se afronta una crisis financiera, algunas personas utilizan sus tarjetas de crédito o extienden cheques aunque saben que no van a tener dinero suficiente en sus cuentas para saldarlo. Jessica podría haber tenido una tarjeta de crédito y haber decidido pagar la reparación de su coche o la guardería de su hija con ella pese a saber que al llegar el principio de mes, su cuenta iba a quedar en descubierto por un tiempo indefinido.

Dada la situación económica de los últimos años, muchos bancos han aumentado sus honorarios por descubiertos y en estos casos puede ser más barato elegir un préstamo rápido en lugar de incurrir en el pago de comisiones por descubiertos. Sobre todo si se han utilizado varias tarjetas de crédito.

2. Los préstamos rápidos pueden ser más baratos que multas o sanciones

Si tienes que pagar una multa de tráfico o gastos judiciales y no tienes el dinero que necesitas, podría ser más barato conseguir un préstamo rápido. El impago de costes judiciales o multas puede crear más problemas a largo plazo. En el caso de Jessica se trataba de una reparación por un fallo en el motor, pero podría haber sido a causa de un accidente. Y podría haber tenido que hacer frente, no solo a la reparación del coche sino también a multas o sanciones por haber sido la culpable al cometer alguna infracción, y a los costes de un juicio interpuesto contra ella.

Si puedes mantener el carnet de conducir o evitar multas adicionales pagando el dinero que debes inmediatamente, siempre será una mejor opción. Si sabes que vas a necesitar préstamos rápidos más de una vez y tienes un buen historial de pago, es posible que ciertas entidades financieras bajen la tasa de interés y puedas ahorrar dinero, sobre todo comparándolo con multas o sanciones.

3. Los préstamos rápidos pueden ser más baratos que la baja de servicios básicos

Restablecer el servicio de luz, agua o gas cortado por falta de pago podría ser muy costoso y superar al coste de un préstamo rápido para pagarlo. Sin embargo este caso es algo que solo debería ocurrir una vez. Si recurres a un préstamo rápido cada mes para pagar estos servicios no estarás haciendo un uso inteligente de los préstamos rápidos. Es mejor opción buscar otra forma de conseguir los fondos necesarios. En el caso de Jessica, quizás una vez superado el primer mes podría volver a pagar esos servicios por sus propios medios mientras devuelve los préstamos rápidos solicitados.

¿Qué otras ventajas tienen los préstamos rápidos?

Además de las situaciones anteriores en las que hemos visto como para Jessica habría sido ventajoso, los préstamos rápidos en general tienen algunas ventajas generales que los hacen únicos:

  • Se llaman préstamos raṕidos porque desde que lo solicitas hasta que tienes el dinero no suelen pasar más de 48 horas. Muchas veces son necesarias solo unas pocas horas.
  • Los requisitos para que te lo aprueben suelen ser menores que en los créditos tradicionales. En muchos casos basta con demostrar que tienes ingresos mensuales, que no necesariamente deben venir de una nómina. Alquileres, ingresos online, o dividendos de acciones podrían ser suficientes.
  • Se pueden solicitar desde la comodidad y discreción de tu casa a través de una web o una app. No es necesario desplazarse a una entidad financiera.
  • Puedes conseguir un préstamo rápido pese a aparecer en la ASNEF o alguna otra lista de morosos. Estar en estas listas no supone la denegación inmediata del préstamo.

Los préstamos rápidos no son demasiado baratos, pero en algunos casos sí pueden ser la alternativa más barata y fácil de conseguir. Aún así, es importante evitar quedar atrapado en un ciclo de préstamos rápidos solicitados para pagar el anterior. Utilizados de forma responsable, los préstamos rápidos pueden hacer que en ciertas ocasiones, como en el caso de Jessica, tu vida sea más fácil.

Si te ha gustado este artículo te invito a compartirlo y si quieres plantearnos alguna duda o sugerencia déjanos un comentario.

Juan Ramon Gómez

Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo nuestro artículo "Los préstamos rápidos pueden ser en algunos casos una buena opción"

Un comentario

  1. Gracias por este artículo. Está muy bien explicado en detalles.
    Es cierto, los requisitos solicitados son mínimos. A veces no se necesita ningún aval. Este es uno de los sitios donde se pueden conseguir préstamos rápidos:
    https://www.prestamosperfectos.es/creditos-al-instante/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *