Hace unas semanas conté como mi hijo me preguntó porque no me preocupaba que nos matara un meteorito.

Entonces le expliqué que no se consigue nada preocupándote por situaciones sobre las que no tienes ningún control y que no puedes evitar.

Como ya dije en aquel artículo, la actitud que más me beneficia es ocuparme de las cosas sobre las que puedo actuar, mi círculo de influencia y dejar de preocuparme por las que quedan fuera, ya que no consigo nada positivo, sólo pierdo el tiempo, me angustio y la situación no mejora.

Esto es lo que viene a decir la sexta creencia irracional de Albert Ellis.

SEXTA CREENCIA IRRACIONAL

"Si algo terrible va a ocurrir o puede ocurrir, deberemos inquietarnos por ello y no dejar de pensar que puede suceder."

Lo que le sucedió a un mago que se protegió de un huracán:

Erase un mago que tenía el don de la clarividencia.

Cuando estaba practicando la nigromancia, puedo adivinar que en dos días llegaría a la región un huracán devastador.

Con el fin de proteger su casa y así mismo, afianzó puertas y ventanas con maderas y clavos, tapando cualquier rendija por la que pudiera pasar el aire, y se sentó a esperar.

Pasados los dos días el huracán no llegó, pero el mago pensó que se trataba de un error de cálculo y siguió esperando.

El mago sabía que cada vez tendría menos oxigeno en la casa, pero no quería abrir ninguna ventana por si acaso llegaba el huracán.

Preocuparse es algo difícil de evitar, y un cierto nivel de preocupación es lógico y hasta recomendable, siempre que te sirva para buscar opciones para minimizar las malas consecuencias que puede generar la situación que te preocupa, pero si una vez analizado no hay nada que puedas hacer, entonces, se debe dejar a un lado y ocuparte de las cosas en las que si que puedes influir.

Para lograr avanzar y tener una vida más feliz debes descubrir donde está el origen de tus preocupaciones, analizar si puedes o no influir en ellas y pasar a la acción.

Además preocuparse continuamente por algo que pueda suceder, hace que lo tengas todo el rato en la cabeza y si recuerdas la ley de la atracción, lo que piensas continuamente acabas atrayendolo, así que sucede justo eso que tanto te preocupa.

Conclusión, trata de ocuparte en lugar de preocuparte. Esto es fácil de decirlo y algo más complicado de llevarlo a la práctica, requiere un esfuerzo por tu parte, pero por mi propia experiencia, sé que se puede conseguir y que los beneficios son muy grandes.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!

3 thoughts on “Creencia irracional. Si algo terrible va a ocurrir o puede ocurrir, deberemos inquietarnos por ello y no dejar de pensar que puede suceder.

  1. Juan dice:

    Excelente y didáctico.

Deja un comentario