Gastos imprevistos, ¿cómo afrontarlos?

Los gastos imprevistos, como su nombre indica, son gastos que no has tenido en cuenta al preparar tu presupuesto. Llegan sin previo aviso y para hacerles frente puedes: echar mano de tu fondo de emergencia, solicitar un anticipo de tu nómina, cobrar facturas impagadas, recurrir a los préstamos rápidos, reajustar los costes variables de tu presupuesto o intentar fraccionar el pago de los gastos.

Cuando preparas tu presupuesto incluyes todos los gastos e ingresos que esperas recibir, pero es muy fácil que durante el año se presente algún gasto que no habías contemplado.

Ejemplos de gastos imprevistos

  • Reparación del vehículo por un accidente de tráfico
  • Cambio de ruedas. El desgaste de las ruedas es algo que podemos prever y añadir al presupuesto pero hay situaciones que se nos escapan como un pinchazo o que algún desaprensivo le dé por rajarte las ruedas.
  • Reparación o sustitución de un electrodoméstico necesario como la lavadora, nevera, horno, calefacción, TV.
  • Una operación a tu mascota.

Gastos imprevistos, ¿cómo afrontarlos?

Formas de afrontar un gasto imprevisto

Utilizar el fondo de emergencia

El propósito de crearte un fondo de emergencia es precisamente para disponer de un respaldo en caso de aparecer un imprevisto. Si cada mes destinas una cantidad de tus ingresos para el fondo de emergencia podrás afrontar una situación de emergencia sin que se descuadren tus finanzas.

Contar con un fondo de emergencia te da cierta tranquilidad. Si por el contrario no dispones de un fondo de emergencia tienes que buscar otras soluciones para hacer frente a los gastos imprevistos.

Solicitar un anticipo de tu nómina

Si trabajas por cuenta ajena puedes solicitar un anticipo de la nómina.

Cobrar facturas impagadas o recurrir al factoring

Cuando eres autónomo no puedes optar a un anticipo de nómina pero sí que puedes intentar cobrar las facturas pendientes o recurrir al factoring para obtener un anticipo sobre tus facturas pendientes de cobro.

Recurrir a los préstamos rápidos

Hay muchísimas plataformas donde poder solicitar un préstamo rápido. Por ejemplo ¡QuéBueno! ofrece préstamos de bajo importe y a corto plazo de una manera transparente simple y rápida a través de Internet.

Creo que los préstamos rápidos pueden ser una ayuda en situaciones puntuales para cubrir una necesidad real pero no para financiar proyectos. Los proyectos debes incluirlos en tu presupuesto y destinar una parte de tus ingresos en ir llenando la hucha con la que luego financiarás ese proyecto.

Reajustar los costes variables de tu presupuesto

Otra opción es reducir los gastos variables no necesarios que tenías en tu presupuesto y que todavía no hayas realizado, como partidas para compra de ropa y calzado o gastos en ocio (comidas fuera de casa, cine, libros, escapadas de fin de semana) y así poder pagar los gastos imprevistos con ese dinero que no vas a gastar.

Fraccionar el pago de los gastos

Estudia con tu banco la posibilidad de fraccionar el pago de tus gastos. Analiza bien los intereses que tendrás que pagar para evitar que esta opción empeore todavía más la situación.

Conclusión

Los gastos imprevistos van a aparecer a lo largo de tu vida. Lo mejor para salir airoso ante un imprevisto es estar respaldado por un fondo de emergencia. El fondo de emergencia no es solo para hacer frente a un gasto imprevisto. También te ayuda ante situaciones difíciles como un despido o una enfermedad que te impida poder trabajar.

¿Has tenido recientemente algún gasto imprevisto? ¿Cómo lo has afrontado? Puedes dejarme un comentario con tus dudas o sugerencias y  si crees que puede interesar a tus amigos o familiares te invito a compartir este artículo en tus redes sociales.

¡Un fuerte abrazo!

Inma Ruiz

Inma Ruiz

Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo nuestro artículo "Gastos imprevistos, ¿cómo afrontarlos?"

2 comentarios

  1. Tengo un margen de ahorros porque se que siempre sale algo de gasto extra en un servicio. Por ejemplo compre meses atrás un coche de segunda mano pero en buen estado, sabia que en unos 8 meses en promedio saldría algún problema mecánico a flote.

    Así es que tuve que cambiar el radiador que estuvo ya averiado. Compre uno nuevo y ahora espero que no regrese ese problema.

    Tomen sus previsiones siempre, saludos de kueski

  2. En el día a día, estamos sujetos a sufrir de accidentes o de imprevistos que pueden causar un impacto económicamente en la vida de las personas. Las recomendaciones previamente mencionadas son de gran ayuda para las personas porque son ideas de cómo enfrentar todos estos imprevistos. Opino que a la hora de cualquier gasto que no estaba en consideración, es importante recortar el presupuesto un período de tiempo, hasta que el mismo regrese a la normalidad. Por otro lado, es importante que la persona logre reducir los gastos y eliminar todos aquellos que no sean necesarios para la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *