La parábola del caballo. No te rindas nunca

Hoy quiero compartir contigo esta parábola.

Las parábolas son narraciones de sucesos fingidos de los que se extrae una enseñanza moral. Son relatos simbólicos que tienen un objetivo didáctico, enseñan con su historia.

La parábola del caballo es una historia sobre vencer las dificultades que se presentan en la vida y no rendirse ante la adversidad.

Espero que te guste y extraigas de ella la inspiración para seguir adelante aunque las cosas se tuerzan.

La parábola del caballo.

Un campesino poseía varios caballos que le ayudaban en los trabajos de su hacienda.

Un día su capataz se presentó nervioso y le contó que el mejor caballo que tenía en la hacienda se había caído a un viejo pozo abandonado.

Al conocer la noticia el campesino acudió rápidamente al pozo para ver con sus propios ojos cual era la situación de su valioso caballo.

Por suerte el caballo no se había lastimado pero el campesino enseguida se dio cuenta que sacarlo de allí resultaría una tarea difícil y muy costosa debido a la gran profundidad del pozo.
Su situación económica no iba bien, no estaba pasando por un buen momento debido a las malas cosechas de los últimos años.

Analizó fríamente lo ocurrido y vio que sacar al caballo de allí tenía un precio más elevado que lo que valía su caballo así que tomo una durísima decisión. Le pidió a su capataz que lo sacrificara tirando tierra al pozo para enterrarlo. Pensó que era mejor para el caballo morir rápidamente asfixiado que morir lentamente a causa del hambre y de no poder moverse allí abajo.

De manera que el capataz ordenó a varios de sus hombres que empezaran a tirar tierra al pozo y así lo hicieron.

Pero el caballo en lugar de quedarse quieto dejando que la tierra lo cubriera, se movía y sacudía la tierra cayendo ésta al suelo del pozo. De manera que cuanta más tierra lanzaban los empleados menos hondo se hacia el pozo y el caballo iba subiendo y subiendo. Hasta que finalmente logró salir.

Al final resultó que la tierra que lanzaban los hombres con la finalidad de matar al caballo, se transformó en su oportunidad para salir de allí.

La parábola del caballo. No te rindas nunca
La parábola del caballo. No te rindas nunca

Es una historia para recordar si alguna vez sientes que estás metido en un pozo muy hondo en el que es difícil salir, en esos momentos en los que decae tu autoestima y piensas que todo está en contra tuya, que no vales nada y nadie te apoya acuérdate de la parábola del caballo.

Las oportunidades están ahí, abre lo ojos y mira de manera diferente a tu alrededor. Piensa que la tierra que cae encima está haciendo menos profundo el hoyo. Así que aprovéchate de ella. No dejes que te cubra, utilízala en tu beneficio para salir.

Recuerda que tu tienes el poder de decidir como actuar ante lo que ocurre en tu vida. El que tiene más que ganar o más que perder eres tú, los demás son meros espectadores respecto a tu vida. El protagonista, guionista y director de tu historia eres tú, y tú decides como será la siguiente escena.

No te rindas y sigue subiendo.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!

Sonríe a la vida y la vida te sonreirá




Espero que te haya gustado.

Me encantaría conocer tu opinión, déjame tus comentarios aquí debajo o mediante este formulario.

¡Un fuerte abrazo!
Inma Ruiz
Inma Ruiz


Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo mi artículo "La parábola del caballo. No te rindas nunca"



Deja un comentario