El año pasado por estas fechas mi empresa presentó un ERE temporal en el que yo era una de las afectadas. En mayo fue aceptado por el juez y pasé a estar 4 meses en el paro.

Ahora, un año después, vuelvo a estar en la lista de afectados, con la diferencia de que el primer ere fue temporal, al terminar el plazo yo sabía que volvería a trabajar, ahora la cosa cambia. Este ERE es de Extinción, lo cual quiere decir que nos despiden definitivamente. Nos darán el finiquito y al paro.

Me he enterado esta tarde, 5 minutos antes de terminar mi jornada laboral. Este viernes se reunirán los representantes sindicales y los abogados de la empresa para la negociación de las condiciones, así que en unas semanas volveré a estar en la cola del paro para arreglar mis papeles.

Este ERE supone un cambio muy grande, dejo definitivamente mi trabajo, donde he estado 12 años, en el que he aprendido, he crecido, he pasado malos momentos, situaciones difíciles, en el que me he reído y he llorado, he estado muy muy a gusto con mis compañeros, han vivido mis embarazos y hemos hablado de todo el proceso durante los almuerzos, han visto crecer a mis hijos y yo a los suyos. En fin el balance de estos 12 años es muy positivo.

Ahora tengo la suerte de vivir una etapa de mi vida en la que he cambiado de paradigma, tengo muy claro mi objetivo, y eso me permite tomarme esta situación de una manera muy diferente de como pensaba que podría ser hace dos años cuando empezó la crisis y otros compañeros fueron despedidos. En aquel momento estaba asustada y me preocupaba lo que pasaría conmigo, como encontraría otro trabajo en el que estuviera igual de bien. Durante estos años me he especializado en lo que necesitaba mi empresa y temía no encajar en ningún otro perfil.

Afortunadamente, veo que lo estoy aceptando muy bien, es cierto que siento un poco de pena, por los compañeros que dejaré de ver, pero me siento tranquila respecto al trabajo.

Este ERE me da la posibilidad de encauzar mi vida de otra manera. Es cierto que ha ocurrido antes de lo que yo hubiera querido, ya que dejaré de tener mi sueldo, por suerte dispongo del paro que me da un margen de tiempo para poder encontrar la manera de obtener los ingresos que necesito. Y tengo claro que el trabajo sólo es el medio y no el fin. Mi objetivo es lograr la libertad financiera y por ese camino voy a ir.

Bueno, sólo quería compartir lo que supone este ERE y que tiene un lado muy muy bueno, volveré a disfrutar de mi tiempo con mis hijos, de nuevo seré una mamá caldosa.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por leerme.

19 thoughts on “Primero ERE Temporal ahora ERE de Extinción

  1. Hola Inma,

    Primero que nada permíteme decirte que hoy te admiro más que ayer, que de por sí ya era mucho, pero me siento sumamente orgulloso de contar con la amistad de una persona como tú, ya que has compartido diversos momentos de tu vida pero en esta caso demuestras una actitud excelente.

    Si tuviera tus habilidades sinceramente consideraría la opción de volverme un coach en finanzas, eso te daría un medio para hacer todo aquello que te gusta en la forma que lo haces mejor.

    Gracias por compartir, tus experiencias nos alientan a muchos,

    Saludos,

    Omar Carreño

    1. Inma dice:

      ¡Caray Omar!, Muchísmas gracias por tus palabras.

      Yo estoy más que contenta de mi actitud. Mi vida ha cambiado de manera muy positiva gracias a conocer la ley de la atracción. Aunque siempre he sido positiva ahora me veo con más fuerza y control sobre todo, así que sé que esto lo voy a disfrutar y a ver de la manera más feliz que pueda, convertiré todos mis días en días perfectos.

      Gracias por el consejo de hacerme coach, tomaré nota aunque creo que sólo puedo hablar de mi propia experiencia y dar lecciones a los demás es algo serio, de momento seguiré escribiendo en mi blog y tratando de ayudar con mi ejemplo.

      Un abrazo,

      Inma.

  2. César dice:

    Hola, Inma

    Solamente quiero decirte que tu actitud ante el cambio de situación laboral que comienzas proximamente es, simplemente, admirable.
    No me cabe la menor duda de que a partir de ahora te esperan cosas estupendas: con el planteamiento de vida que tienes no puede ser de otra forma!!!

    Un cordial saludo,
    César.

    1. Inma dice:

      Muchísamas Gracias Cesar,

      Como en todo tenía dos opciones, tomármelo mal, entristecerme y pensar que todo es un desastre, o pensar en positivo, sacarle partido a la situación y ver el lado bueno.

      Mi actitud no va a cambiar el hecho de estar en esa lista, así que analizándolo fríamente lo mejor que puedo hacer es ser positiva y tirar hacia delante, y eso es lo que estoy haciendo.

      Estoy convencida de que será bueno, porque creo en ello y sencillamente haré que ocurra.

      Un abrazo,

      Inma.

  3. Pakito dice:

    Hola Inma, lo cierto es que llevo 1 buen tiempo subscrito a tu blog, y nunca me había animado a escribirte.

    Me gusta como llevas todo lo que aprendes a pequeñas cosas de la vida cotidiana. Pero sobretodo, lo que más admiro de ti es tu gran optimismo. Eres 1 ejemplo a seguir.

    Estoy convencido de que es 1 cambio para bien, aunque a priori no lo parezca. Muchos ánimos!!

    1. Inma dice:

      Muchas gracias Pakito,

      Me alegra que te animaras a escribir tú comentario.

      Yo también estoy convencida de que este cambio va a ser muy bueno en mi vida.

      Un saludo,

      Inma.

  4. Paula dice:

    Hola Inma,
    Cuando empecé a leer tu entrada me entristecí por ti y pensaba mandarte unas palabras de aliento, ya que nuestro país bien ha conocido (y conoce) este tipo de crisis en la cual es casi una lotería estar de un lado (con trabajo) o del otro (sin él).
    Sin embargo, cuando avancé en la lectura noté que no es necesario, tu actitud es digna de imitarse: ya que no depende de ti conservar ese trabajo, sí está en tus manos enfrentar el desafío de hallar otro modo de obtener ingresos.
    Tienes mucha razón al decir que el trabajo sólo es el medio y no el fin. Ojalá muchos pensaran así…
    Cariños desde el sur,
    Paula

    1. Inma dice:

      Gracias Paula.

      Simplemente he decidido tener la mejor actitud para esta situación, y disfrutar de lo bueno que tiene. Como he dicho no sirve de nada pensar en negativo, no me aporta nada, en cambio viendo el lado positivo puede ser muy feliz.

      Todo está en mi elección.

      Un abrazo,

      Inma.

Deja un comentario