Primero ERE Temporal ahora ERE de Extinción

El año pasado por estas fechas mi empresa presentó un ERE temporal en el que yo era una de las afectadas. En mayo fue aceptado por el juez y pasé a estar 4 meses en el paro.

Ahora, un año después, vuelvo a estar en la lista de afectados, con la diferencia de que el primer ere fue temporal, al terminar el plazo yo sabía que volvería a trabajar, ahora la cosa cambia. Este ERE es de Extinción, lo cual quiere decir que nos despiden definitivamente. Nos darán el finiquito y al paro.

Me he enterado esta tarde, 5 minutos antes de terminar mi jornada laboral. Este viernes se reunirán los representantes sindicales y los abogados de la empresa para la negociación de las condiciones, así que en unas semanas volveré a estar en la cola del paro para arreglar mis papeles.

Este ERE supone un cambio muy grande, dejo definitivamente mi trabajo, donde he estado 12 años, en el que he aprendido, he crecido, he pasado malos momentos, situaciones difíciles, en el que me he reído y he llorado, he estado muy muy a gusto con mis compañeros, han vivido mis embarazos y hemos hablado de todo el proceso durante los almuerzos, han visto crecer a mis hijos y yo a los suyos. En fin el balance de estos 12 años es muy positivo.

Ahora tengo la suerte de vivir una etapa de mi vida en la que he cambiado de paradigma, tengo muy claro mi objetivo, y eso me permite tomarme esta situación de una manera muy diferente de como pensaba que podría ser hace dos años cuando empezó la crisis y otros compañeros fueron despedidos. En aquel momento estaba asustada y me preocupaba lo que pasaría conmigo, como encontraría otro trabajo en el que estuviera igual de bien. Durante estos años me he especializado en lo que necesitaba mi empresa y temía no encajar en ningún otro perfil.

Afortunadamente, veo que lo estoy aceptando muy bien, es cierto que siento un poco de pena, por los compañeros que dejaré de ver, pero me siento tranquila respecto al trabajo.

Este ERE me da la posibilidad de encauzar mi vida de otra manera. Es cierto que ha ocurrido antes de lo que yo hubiera querido, ya que dejaré de tener mi sueldo, por suerte dispongo del paro que me da un margen de tiempo para poder encontrar la manera de obtener los ingresos que necesito. Y tengo claro que el trabajo sólo es el medio y no el fin. Mi objetivo es lograr la libertad financiera y por ese camino voy a ir.

Bueno, sólo quería compartir lo que supone este ERE y que tiene un lado muy muy bueno, volveré a disfrutar de mi tiempo con mis hijos, de nuevo seré una mamá caldosa.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por leerme.

Deja un comentario