Atrévete a pedir lo que quieres

El domingo estuvimos en la segunda competición de gimnasia rítmica de mi hija, que por cierto volvió a ganar la medalla de oro.

A todas las participantes les entregaron una bolsa de caramelos.

Cuando nos íbamos mi hijo me preguntó si podía pedirles a las organizadoras de la competición una bolsa de caramelos de las que habían sobrado.
Yo al principio le dije que no se la podían dar a él y al resto de niños no. Pero entonces pensé que yo no debía cortar la iniciativa de mi hijo.

Si él quería pedirles la bolsa de caramelos debía hacerlo, al fin y al cabo no perdía nada, en el peor de los casos, si no se la daban se quedaba igual que estaba, sin ella, pero si se la daban había conseguido lo que quería. Así que no perdía nada y en cambio podía ganar. Por lógica debía intentarlo.

De manera que le dije que podía preguntárselo y volvió con su bolsa de caramelos y una sonrisa de oreja a oreja.

De camino al coche, le dije que atreverse a pedir lo que uno quiere es la forma de conseguirlo. Si te paras y no lo intentas seguro que no lo consigues.

Atrévete a pedir lo que quieres

Atrévete a pedir lo que quieres

Y el caso es que muchos nos quedamos a las puertas de lo que queremos. Sólo nos separa una pregunta, que simplemente no hacemos porque creemos que la respuesta será no.

Los niños no suelen poner impedimentos a sus deseos, piden lo que quieren y esperan conseguirlo. Con la edad empezamos a ponernos barreras a nuestros deseos y algo tan sencillo como preguntar si me das una bolsa de caramelos no lo hacemos. Lo peor es que trasmitimos nuestros barreras a nuestros hijos.

Hay que atreverse a pedir lo que uno quiere y deshacerse de los límites que uno mismo se crea.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!

Sonríe a la vida-Cumplir años me hace feliz


¿Te ha gustado? Haz clic en el botón de Facebook, de Twitter o en cualquiera de las otras redes sociales.

Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo mi artículo "Atrévete a pedir lo que quieres".

2 comentarios

  1. No se, me gusta el mensaje y la anécdota, pero tiene mas lecturas, ponte en el lugar de la chica que sin ganar se ha esforzado, ha entrenado, ha competido y como premio le dan esa bolsa y luego ve que alguien sin haber hecho nada para merecerlo va la pide y se la dan, no creo que esa chica crea que es justo. Para que esforzarte si conseguirás lo mismo pidiendo, esa es la política de las ayudas en este país.

    • Hola tocaya, gracias por tu comentario.
      Bueno, en este caso, las niñas ya no estaban por allí, además el premio era la medalla, la bolsa de chuches era más bien de relleno. De todos modos no creo que las niñas se esfuercen por obtener una bolsa de chuches, lo hacen por que les gusta la gimnasia y quieren el reconocimiento de haberlo hecho bien.
      Pero, si, se puede dar esta otra lectura, aunque no es lo que yo había pensado.
      Un saludo,

      Inma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *