Casadas con Hollywood. Prefiero a los ricos con cabeza

Esta tarde estábamos en el parque con nuestros hijos, hablando con las mamás de otros nenes. Una de las mamás ha mencionado el programa de Cuatro “Casadas con Hollywood” que se emite los domingos por la noche y el de la Sexta “Mujeres Ricas” que se puede ver los jueves por la noche.

Decía que no las soportaba, eran unas pijas caprichosas que sólo querían gastar dinero. Comprar 3 vestidos por 24.000 $, con la de familias que podrían comer con ese dinero. Con mansiones espectaculares. También ha dicho que sentía envidia de algunas cosas.

Claro, lo que se ve en estos programas es lo que nos quieren dejar ver, parte de la vida de esas mujeres, la parte que provoca discusión en un parque, que te hace soñar, odiarlas o envidiarlas, con la finalidad de generar audiencia.

Son el estereotipo de mujer rica, superficial, que le gusta despilfarrar y ser exclusivas. Seguro que hay ricos con estas características, que sólo quieren presumir y la única forma de sentirse bien es si están por encima de los demás. Y que cuando los ves desde fuera no dan la sensación de ser muy felices.

Eso es lo que nos decimos los no ricos, “Sí, tienen mucho dinero pero no parecen felices”, a modo de consuelo, para sentirnos mejor por estar apurados de dinero.

Pero estas mujeres de “Casadas con Hollywood” o “Mujeres Ricas”, no creo que sean una muestra real de todos los ricos. A mi me gustaría ser de los ricos con cabeza. Qué los hay, a esos no se les ocurre salir en un reality para mostrar como son, viven y dejan vivir y seguro que son felices.

Igual que hay gente pobre feliz y otros infelices lo mismo ocurre con los ricos, con la diferencia que el rico que es feliz y disfruta de la vida tiene más ventajas que el pobre feliz que también la disfruta, por el momento tiene más oportunidades de hacer las cosas que le gusta porque tiene el dinero para conseguirlas.

Los criticamos por envidia, pero en el fondo todos queremos ser ricos, y además es natural, queremos mejorar.

¿Quien puede decir sinceramente que no quiere darle a su hijo la mejor comida, educación, tiempo para jugar con ellos, una casa con jardín, un perro, llevarlos a realizar sus deportes favoritos, viajar con ellos?. ¿Vivir mejor?

Yo deseo poder hacer todo esto y dedicar mi tiempo a estar con ellos, en lugar de trabajar 8 horas al día y casi no verlos. Todo esto se consigue con dinero.

Como dice el dicho popular: “El dinero no da la felicidad pero ayuda a comprarla “

Otra cosa es que pensemos que no lo podemos conseguir, nos conformemos con menos y además nos convenzamos de que los ricos son gente mala, por que nosotros no lo tenemos.

Bueno para empezar vamos a por la libertad financiera y el resto ya vendrá, pero con sentido común y disfrutando cada paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *