Define bien tus objetivos. Las 5 características básicas: S.M.A.R.T

Para conseguir que lo que queremos se convierta en realidad y no se quede en un deseo incumplido es necesario definir el objetivo que quieres alcanzar.

Como ya mencioné en mi artículo sobre que era un DAFO financiero, hace unos cuantos años asistí a unos cursos que organizó mi empresa sobre Planificación Estratégica e Implantación, Dirección de Personas, Desarrollo de Liderazgo y Habilidades Directivas. Aprendí muchas cosas en ellos y me ayudaron a desarrollar mejor mi trabajo. Con el paso del tiempo sigo aplicando algunas de las lecciones que allí me enseñaron y ahora me están siendo también de utilidad con el nuevo camino que estoy emprendiendo.

En uno de estos seminarios se habló de los objetivos y de lo importante que era definirlos bien. Nos hablaron de las características de los objetivos y de que deben cumplir al menos 5.

Define bien tus objetivos Las 5 características básicas SMART

Define bien tus objetivos Las 5 características básicas SMART

Las 5 características básicas de un objetivo: S.M.A.R.T

Las iniciales de estas cinco características forman la palabra SMART y son las siguientes:

  • S(Specific) –> Específicos
  • M(Measurable) –> Medibles
  • A(Achievable) –> Alcanzables
  • R(Relevant) –> Relevante
  • T(Time) –> Tiempo establecido

Vamos a ver cada una de estas características.

1. Un objetivo debe ser Especifico

Requiere que se concrete exactamente lo que se pretende lograr sin que queden dudas. De esta forma se facilita poderlo conseguir.

Por ejemplo si yo digo «mi objetivo es alcanzar la libertad financiera« no estoy siendo demasiado específica. Dicho así suena a un deseo. Un bonito sueño que me gustaría lograr.

Pero si lo que digo es «quiero lograr unos ingresos pasivos de 3000 € al mes. La forma en la que pretendo conseguirlos es mediante inversiones en inmuebles y activos que me den dividendos. El primer paso será ahorrar el capital inicial para dar la entrada del primer inmueble y pediré una hipoteca que iré pagando con el dinero que obtenga por el alquiler. Luego seguiré, por el segundo inmueble, etc.» Esta definición requiere concretar mucho más, requiere hacer un estudio, analizar la situación, hacer cálculos y fijar plazos para cada tarea. Ahora ya está empezando a ser un objetivo especifico. Con fases, fechas y en el que puede ir controlando si voy avanzando en mi objetivo.

Por lo tanto un objetivo específico es claro y no permite ambigüedades. Cualquiera a quien se le asigne este objetivo debe saber con exactitud lo que se espera de él. Además un objetivo específico suele responder a estas preguntas:

  • Qué: ¿Qué quiero lograr?
  • Por qué: Las razones específicas, propósito o beneficios de lograr la meta.
  • Quién: ¿Quién está involucrado?
  • Dónde: Identificar la ubicación donde debe realizarse.
  • Cuales: Identificar los requerimientos y limitaciones.

2. Un objetivo debe ser Medible

Si no puedo medir cuanto he avanzado en mi objetivo se hace muy difícil saber donde estoy.

En el ejemplo anterior, si mi objetivo es obtener 3000 € al mes en ingresos pasivos, cuando alcance los 1500 estaré a mitad del camino. Si sólo digo alcanzar la libertad financiera y no especifico nada más, si no tengo claro cuanto necesito para alcanzarla ni puedo tomar como referencia ningún punto, entonces iré andando, ahorrando, pero sin ningún destino fijo.

Si un objetivo no se puede medir no se puede saber si se están haciendo progresos. Y si por el contrario puedes medir los progresos entonces esto puede ayudarte a seguir trabajando en lograrlo. La emoción de ir consiguiendo metas en sus fechas te impulsa seguir esforzándote hasta llegar a alcanzar el objetivo final.

Si un objetivo es medible suele responder bien a preguntas como:

  • ¿Cuánto?
  • ¿Cuántos?
  • ¿Cómo sabré cuando se lleva a cabo?
  • Los indicadores deben ser cuantificables
Un objetivo debe ser medible

Un objetivo debe ser medible

3. Un objetivo debe ser Alcanzable

Para que sea así debo conocer bien mi situación actualestablecer un plan para lograr mi objetivo de forma que aun siendo ambicioso sea posible de alcanzar.

Si lo pongo muy lejano lo único que conseguiré es desmotivarme. Debe estar en un punto que me incite a continuar y no me desanime, de lo contrario me daré por vencida al primer error que cometa (que seguro que cometeré).

Un objetivo alcanzable no debe estar ni fuera de tu alcance ni por debajo de tu rendimiento estándar. De otra forma sería un objetivo sin sentido. Si lo defines correctamente desarrollarás las actitudes, habilidades, destrezas y capacidad financiera para llegar a conseguirlo.

Una meta alcanzable por lo general responde a la pregunta ¿Cómo?

4. Un objetivo debe ser Relevante

En muchos sitios prefieren indicar que la R es de Realista y no de Relevante. A mi me gusta más esta segunda opción. Me parece mucho más importante. Evidentemente un objetivo debe de ser realista. Pero creo que si cumple las tres anteriores, Específico, Medible y Alcanzable, ya debe de ser Realista.

Sin embargo es importante que además se elijan metas que te importe conseguir. O que importe conseguir al equipo a quien se las asigne. Un objetivo puede ser específico, medible, alcanzable y de duración determinada pero carecer de relevancia. Muchas veces necesitarás ayuda de otros para lograr un objetivo. Y será mucho más fácil conseguir esos apoyos si se trata de objetivos Relevantes. Echa un vistazo a www.change.org y entenderás lo que te digo.

Un objetivo relevante puede responder a estas preguntas:

  • ¿Te parece que vale la pena?
  • ¿Es este el momento adecuado?
  • ¿Está en línea con nuestros otros esfuerzos y necesidades?
  • ¿Eres la persona adecuada?
  • ¿Es aplicable en el entorno socio-económico actual?

5. Un objetivo debe estar limitado en el tiempo

Si no defino cuando debo lograr cada una de las metas intermedias, nunca lograré el objetivo final. Las fechas son las que evitan que el objetivo no tenga fin. No es lo mismo que diga «quiero alcanzar algún día la libertad financiera» a que diga «en el 2017 seré libre financieramente, por medio del siguiente plan, y con estas metas intermedias que lograré siguiendo esta planificación»

El establecer una fecha concreta es lo que me empujará a planificar como hacerlo, a pensar y a trabajar para lograrlo.

Los objetivos deben conseguirse dentro de un marco de tiempo, dándoles una fecha límite. Tener que comprometerte en un plazo ayuda a que puedas centrar tus esfuerzos en la realización de la meta antes de la fecha de vencimiento. Esto tiene por objeto establecer el sentido de urgencia.

Un objetivo limitado por plazos de tiempo suele responder a las preguntas:

  • ¿Cuando?
  • ¿Qué puedo hacer yo seis meses a partir de ahora?
  • ¿Qué puedo hacer yo seis semanas a partir de ahora?
  • ¿Qué puedo hacer hoy?

Espero que te sea útil y que definas tus objetivos de la mejor forma para que los consigas.

Libros Recomendados

Antes de despedirme me gustaría recomendarte algún libro relacionado. No he leído ninguno que trate solo sobre el método SMART. Pero conozco uno bastante interesante sobre como alcanzar tus metas. Su autor es Brian Tracy y te guiará a través de todo el proceso. A aclarar lo que quieres, a ayudarte a medir tu progreso, a crear un plan de acción, gestionarlo y establecer prioridades con el fin de lograr tus objetivos de una manera más eficaz y eficiente.

Si lo quieres para tu Kindle: Metas – Versión Kindle
Si lo quieres en papel: Metas – Versión en papel

Me encantaría conocer tu opinión, déjame tus comentarios aquí debajo o mediante este formulario.

¡Un fuerte abrazo!
Inma Ruiz
Inma Ruiz

Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo mi artículo «Define bien tus objetivos. Las 5 características básicas: S.M.A.R.T».

3 comentarios

  1. Buenas Tardes, muchas gracias por tu articulo me ha servido mucho para el planteamiento de mis metas

  2. EXCELENTE INFORMACIÓN
    SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *