¿Donde está la felicidad?. ¿Qué puedo hacer para ser feliz?.

He pasado dos días sin blog y hoy no tenía claro con que artículo sería mejor reanudarlo. Después de unos minutos pensándolo me ha apetecido hablar de la felicidad.

Al fin y al cabo, mi meta es lograr la libertad financiera para disfrutar de mi tiempo y vivir plenamente y feliz.

Nos pasamos la vida buscando cosas que nos hagan feliz. Queremos ganar más dinero, aspiramos a puestos de trabajo mejor pagados y así poder comprar más cosas, tener una casa mejor, llevar a los niños colegios privados, comprar un coche más grande, con la idea de que todo eso nos hará ser felices.

Lo malo es que perdemos de vista el objetivo, o incluso peor, no tenemos un objetivo y nos dejamos llevar por la corriente. Hacemos las mismas cosas que los demás ya que nos han dicho que esa es la manera de vivir la vida.

Esta bien tener las cosas que deseamos pero no necesariamente al lograrlas conseguiremos ser más felices que sin ellas.

Desde hace mucho tiempo tengo claro que la actitud con la que vivo cada momento me abre o me cierra las puertas para ser feliz, y en estos últimos meses todavía lo he visto más claro.

La felicidad esta en mi, sólo tengo que sacarla.

Nos han hecho creer que la vida es dura y que sólo luchando mucho consigues la felicidad, pero no es cierto, puedes ser feliz en todo lo que hagas y con lo que tengas. Tu lo eliges.

La felicidad esta escondida dentro de nosotros, una actitud positiva y optimista ayuda a sacarla del escondite.

Te dejo este cuento.

EL ESCONDITE PERFECTO 

En el principio de los tiempos, se reunieron varios demonios para hacer una travesura.

Uno de ellos dijo: «Debemos quitarles algo a los hombres, pero,¿qué les quitamos?».

Después de mucho pensar uno dijo:»¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar».

Propuso el primero: «Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo».

A lo que inmediatamente repuso otro: «no, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está».

Luego propuso otro: «Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar».

Y otro contestó: «No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará».

Uno más dijo: «Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra».

Y le dijeron: «No, recuerda que tienen inteligencia, y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad».

El último de ellos era un demonio que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás.

Analizó cada una de ellas y entonces dijo: «Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren».

Todos voltearon asombrados y preguntaron al mismo tiempo: «¿Dónde?».

El demonio respondió: «La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán».

Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo.

    Visto en webmujeractual.

Espero que te ayude a tomar la decisión de elegir con que actitud vas a vivir cada instante de tu vida.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!

8 comentarios

  1. Hola, me alegro que estes de vuelta, note que no estaba en linea tu blog, me preocupe, pero ahora me animo que anda todo bien.

    Muy buena la reflexion, esta como para memorizarla e intentar decircela a alguien.

    Salu2

    • Gracias Ariel.

      Creo que es mucho más saludable pensar que la felicidad está dentro de ti, que pensar que tienes que ir constantemente persiguiendola fuera.

      La primera actitud te da control y además felicidad, la segunda es más como esperar una lotería.

      Definitivamente me quedo con la primera, y por eso me repito todos los días al despertar.

      «Gracias, soy feliz, elijo sonreir»

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *