El Gordo de Navidad pasó de largo

Mientras desayunaba esta mañana he repasado mentalmente las cosas que debía hacer si me tocara la lotería. Soñar es algo maravilloso y no cuesta nada.

En el trabajo hemos estado escuchando el Sorteo del Gordo de Navidad.

Como muchos más españoles este día lo empezamos con mucha ilusión, con expectativas sobre que haríamos en caso de ser uno de los afortunados. Nos imaginamos y planeamos en que gastaríamos el premio.

Conforme pasan las horas y van saliendo premios pero nuestro número no es el agraciado vamos cambiando las ilusiones por pensamientos como, bueno, tengo salud, trabajo y estoy bien.

Es bueno tener ilusión, pensar que la suerte puede llamar a tu puerta pero desde luego lo mejor es ser capaz de crear día a día las circunstancias necesarias para tener Buena Suerte.

La Buena Suerte hay que trabajarla continuamente y es más duradera que la Suerte que llega por azar.

A todos los afortunados con un décimo ganador les doy la enhorabuena. Y a todos, premiados o no premiados os deseo que seáis capaces de labraros la Buena Suerte.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por la ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *