La ciencia de hacerse rico.

El tercer libro del que hablé en el blog fue “El secreto”.

Este libro me ha ayudado a cambiar muchos de mis pensamientos, me ha enseñado la existencia de la Ley de la Atracción y el poder que tiene la gratitud en mi estado de ánimo.

En cierta forma me ha dado una nueva perspectiva y aplicar sus consejos me ha dado tranquilidad, confianza, fuerza y más felicidad.

Bueno pues Rhonda Byrne, autora de este maravilloso libro, encontró la inspiración gracias a otro estupendo libro de 1910, “La Ciencia de hacerse Rico”, su autor fue Wallace Delois Wattles.

Explica como superar las barreras mentales y otros condicionamientos para atraer la riqueza pero en lugar de hacerlo a través de la competencia se debe utilizar la creación.


Título: La ciencia de hacerse rico.

Escrito por: Wallace D. Wattles

Primero hace una reflexión acerca del deseo de ser rico. Afirma que es un derecho que todos tenemos como seres vivos. El objeto de toda vida es el desarrollo y todo lo que posee vida tiene el derecho a todo el desarrollo que sea capaz de lograr.

Tenemos derecho a ser ricos, no es nada malo quererlo y buscarlo. El deseo de la riqueza es el deseo de una vida más rica, más llena y más abundante. Así que no debemos sentirnos mal por querer ser ricos.

Yo antes pensaba que hacerse rico era a costa de que otro se empobreciera. Este concepto que tenía se debe a que en mi cabeza estaba la idea de que la riqueza es limitada, que las cosas son finitas y no hay para todos, de manera que si uno tiene mucho necesariamente es porque a otro le falta.

Wallace explica que debemos apartar esa creencia, hay suficiente de todo para todos, y plantea una serie de proposiciones fundamentales:

      1. Hay una MATERIA ORIGINAL SIN FORMAR (SUSTANCIA SIN FORMAR) de la cual toda las cosas están hechas, es una materia pensadora y en su estado original llena absolutamente todo el universo, de manera que esta materia es infinita.

2. Un PENSAMIENTO en esta sustancia, produce la cosa que es imaginada por el pensamiento. Así que todo lo que conseguimos pensar, imaginar es creado.

3. El hombre puede formar cosas en su pensamiento y, si impregna su pensamiento en la SUSTANCIA SIN FORMAR, puede conseguir la cosas que él piensa que pueden ser creadas.

Esto me recuerda a lo que dijo Albert Einstein “Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr”, lo que pensamos es creado. Atraemos aquello que pensamos.

4. Esta SUSTANCIA INTELIGENTE hará cosas para nosotros pero no le quitará las cosas a alguien para dárnoslas a nosotros. Tenemos que pasar de lo competitivo a la mente creativa.

5. Conseguimos entrar en una plena armonía con la SUSTANCIA SIN FORMAR por medio de la GRATITUD. Agradecer todo lo bueno que tenemos, todo lo que se nos ha concedido nos reporta más de todo ello. Une nuestra mente con la inteligencia de la sustancia.

6. Hay que definir claramente las cosas que queremos. Formar una imagen mental clara y mantenerla en nuestros pensamientos con un profundo agradecimiento por lo que nos concederá.

7.Además de pesar de un CIERTO MODO, es necesario actuar de un CIERTO MODO y hacerlo ahora. El momento es ahora, no podemos esperar a que lleguen una condiciones más favorables para empezar a actuar, debemos actuar desde ya y de la manera más eficiente. Cada día hay que hacer todo lo que se pueda hacer ese día y con la precaución de hacer cada cosa de una manera correcta.

Es un libro cortito de fácil lectura. Quizá menos atractivo que El Secreto, pero me alegro de haberlo leído.

Si lo quieres comprar para Kindle: La ciencia de hacerse rico - Versión Kindle
Si lo quieres en Papel: La Ciencia de hacerse Rico - Versión Papel

2 comentarios

  1. quiero recibir informacion de sus libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *