La pereza, “Pecado Capital”. Una piedra en el camino a nuestra libertad financiera.

Cuando algo no nos gusta hacer, buscamos miles de excusas para evitar hacerlo. Nos buscamos otras faenas para no tener tiempo de hacer lo que no nos gusta. Nos volvemos perezosos.

En lugar de coger el toro por los cuernos, terminar la faena y pasar a otra cosa, aplazamos lo que nos fastidia, como si de esta forma se fuera a resolver solo.

La pereza puede venir provocada por desconocimiento de cómo se hace, por falta de motivación, o porque es una tarea pesada y no vemos clara la recompensa al hacerla.

El camino hacia la libertad financiera es largo y requiere constancia, determinación, autocontrol.

Podemos tener muy claros los pasos que hay que dar, pero si alguno de ellos no nos gusta es posible que tratemos de evitarlo. El problema es que al evitarlo también estamos alejándonos del camino.

Cuando notes que asoma la pereza tienes que vencerla acordándote de por qué has iniciado tu camino, cuales son tus principales motivos. Qué es lo que deseas.

Tienes que controlar la situación y en lugar de hacer caso a tu lado del cerebro que te dice:

    No puedes hacerlo, es muy difícil, y además no te gusta.

Cambia el pensamiento y preguntate:

    ¿De qué forma lo puedo hacer?

Abre tu mente, busca soluciones, supera la piedra en al camino y ves a por la siguiente.


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por leer Gana Dinero y Tiempo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *