Las cosas no cambian solas

En todas partes escucho a la gente quejarse de la situación que viven. No les gusta lo que tienen, pero tampoco veo que traten de hacer algo distinto para cambiar sus vidas. Se lamentan y desean algo mejor, pero siguen con la misma rutina, no persiguen sus sueños.

No digo que yo esté haciendo lo más adecuado, pero por lo menos estamos haciendo cosas diferentes, hemos introducido cambios en nuestras vidas y el resultado está siendo mejor que lo que teníamos hace un par de años.

Sabíamos que haciendo lo mismo que hacíamos el resultado nunca podría ser distinto. Así que decidimos hacer otras cosas para empezar a tener más control sobre nuestras vidas. De manera que en lugar de esperar que algo cambiara, nosotros empezamos a provocar el cambio.

Voy a contarte una historia que he escuchado. Es un claro ejemplo de las esperanzas que tiene la gente en que las cosas cambiarán sin más, y eso no ocurre.

Van dos amigos al cine, Pepe y Juan, a ver una película de estreno, en la que dos caballos uno negro y otro blanco hacen una carrera.

Antes de empezar la carrera, Pepe le dice a Juan: - Te apuesto 100€ a que gana el caballo blanco.-
Y Juan acepta.

El que gana la carrera es el caballo negro, así que al salir del cine, Pepe le da los 100 € a Juan.

Al día siguiente se encuentran en la calle y Pepe le dice a Juan lo mucho que le gustó la película y que si le apetece verla de nuevo y a Juan le parece buena idea.

Una vez en el cine y antes de empezar la carrera de los caballos, Pepe se apuesta de nuevo 100 € a que gana el caballo blanco. Juan se sorprende pero acepta la apuesta.

Al salir del cine Pepe le da los 100 € a Juan y éste le pregunta:
- Oye Pepe ¿como es que has vuelto a apostar a que ganaba el caballo blanco si sabías que ganaba el negro?

Y Pepe le contesta: - Tenía la esperanza de que cambiaría el final.

Si tu vida no es lo que quieres no es suficiente con desear otra cosa y esperar que algo cambie por arte de magia. Si no haces tú los cambios el resultado será como volver a ver la misma película una y otra vez. Si no provocas tú los cambios el resultado será el mismo que ya tienes.


¿Te ha gustado? Haz clic en el botón de Facebook, de Twitter o en cualquiera de las otras redes sociales.

Gracias por leer en Gana Dinero y Tiempo mi artículo "Las cosas no cambian solas".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *