Las cosas no siempre son lo que parecen

¿Por qué será que cuando ocurre algo malo enseguida piensas que tienes mala suerte?.

En la vida pasan cosas, es necesario, hay movimiento y eso implica que se produzcan situaciones, considerarlas como buenas o malas depende de nuestro punto de vista.

Desde luego no quiero decir que el romperse una pierna sea algo estupendo, pero romperse una pierna cuando uno se cae de un tercer piso, creo que se puede considerar positivo, desde esa altura es muy fácil perder la vida.

Puestos a elegir como ver las cosas que te ocurren, definitivamente creo que es más ventajoso buscar el lado bueno que el malo. Si veo las cosas desde el lado negativo, lo único que consigo es tener más sufrimiento. Si lo analizo por el lado bueno, puedo vivir la situación de una manera menos dolorosa.

Con eso no quiero decir que no sea terrible perder lo que queremos, desde luego es doloroso pero hundirme pensando lo desafortunada que soy no me aporta nada bueno, en cambio tratar de verlo desde un punto de vista más positivo puede ayudarme a superar la situación más rápidamente.

No sé si he sido capaz de explicar lo que quiero decir, simplemente trata de poner una sonrisa en tu vida siempre, incluso en los momentos difíciles.

Te dejo este cuento para reflexionar.

Las cosas no siempre son lo que parecen

Dos viajeros cansados del camino, pararon a pasar la noche en el hogar de una familia rica. Era una familia muy poco considerada que en lugar de hospedarlos en el cuarto de huéspedes los alojó en un espacio frío del sótano.

Los viajeros hicieron su cama en el suelo duro. No se trataba de viajeros normales, eran ángeles que viajaban de incógnito. Antes de dormir el ángel más anciano vio un agujero en la pared, se levantó y lo reparó.

El ángel joven no comprendía su acto y le preguntó el motivo, a lo que el anciano ángel contestó:

    Las cosas no son siempre lo que parecen.

La noche siguiente, los viajeros se hospedaron en un hogar humilde y muy pobre. El granjero y su esposa compartieron el poco alimento con los recién llegados y les cedieron su habitación para que descansaran mejor de su largo viaje.

Cuando el sol salió a la mañana siguiente los ángeles encontraron al granjero y a su esposa muy tristes. Su única vaca, de la cual obtenían dinero por su leche, posaba muerta en el campo.

El ángel joven se enojó, y le dijo:

    El primer hombre tenía todo, nos trato con desprecio y aun así le ayudaste. La segunda familia tenía muy poco, estaban dispuestos a compartir todo y dejaste morir a su única vaca. ¡No lo entiendo!

Entonces el anciano ángel le contesto:

    Las cosas no siempre son lo que aparentan. Cuando permanecíamos en el sótano de la mansión, note que había oro en ese agujero de la pared.

    Puesto que el propietario era tan obsesionado, avaro y poco dispuesto a compartir su buena fortuna, sellé la pared para que él jamás lo encuentre.

    Ayer en la noche cuando nos dormimos en la cama de los Granjeros, el ángel de la muerte vino por su esposa.

    Le di la vaca en lugar de ella.

    Como ves las cosas no son siempre lo que parecen

.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por leerme.

5 comentarios

  1. Inma,

    ¡Qué buena reflexión! Y es que en verdad muchas veces nos quejamos sin sentido de las cosas que nos ocurren, cuando la realidad es que todo es parte del camino que nos ha tocado vivir y en cierto momento no valoramos lo que tenemos.

    Esa es mi apreciación de la vida ahora, tengo que enfocarme en lo que es importante para mí y aquello que no puedo cambiar pues a dejarlo pasar ¿no crees?

    Te felicito amiga, escribes de una forma que en verdad me deja reflexionando muy a gusto por unos minutos.

    Saludos desde tu amigo mexicano.

    Omar Carreño

    • Gracias Omar,

      Nuestra actitud no va a deshacer lo que ha ocurrido y por mucho que nos lamentemos y pensemos que hemos tenido mala suerte no se soluciona el problema, así que creo que es mejor buscar el lado bueno, que siempre lo hay y tratar de sobreponerse de la mejor manera. De esta forma seremos mucho más fuertes y capaces de todo.

      Lo que debemos hacer es ocuparnos de las cosas sobre las que tenemos control, nuestro círculo de influencia, y dejar de preocuparnos por las que no dependen de nosotros, nuestro círculo de preocupación.

      Un saludo,

      Inma.

  2. Excelente historia. Invita a aplicarla a nuestra vida. Si nos pasa algo que consideramos malo, ayuda siempre el pensar que pudo haber sido peor.
    Saludos!

    • Hola Tigerocker,

      Sí, pensar que podía haber sido peor nos puede dar un cierto consuelo, pero creo que lo interesante es ser capaz de encontrar algo bueno a lo ocurrido, de esta manera nos centramos en pensar en positivo en lugar de en negativo.

      Un saludo,

      Inma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *