No sé de inversiones ni finanzas

¡Pero si no tengo ni idea de inversiones ni finanzas! ¿Qué estoy haciendo?

Esta es otra de las excusas que te puedes poner para no emprender el camino hacia tu libertad financiera. Por eso necesitas de nuevo tener muy presentes cuales son tus motivos para ser inversionista y no abandonar cuando se presenten las dudas.

Todo parece complicado cuando uno no sabe. Cuando empecé la carrera de informática no había tocado un ordenador en mi vida, no sabía nada de programación, ni tampoco había visto como era un disco duro, una placa base, un módulo de memoria, …. Pero se aprende, para eso iba a la universidad. Sólo hace falta formarse en lo que quieres hacer.

Con las inversiones y las finanzas ocurre lo mismo, si no aprendes el lenguaje y no te formas todo suena a chino. Pero eso no puede ser una excusa para no hacerlo. Tienes medios para cambiarlo, sólo tienes que formarte. Para ello:

    Lee libros, periódicos y revistas financieras.
    Asiste a seminarios, conferencias, talleres.
    Busca información por Internet.
    Habla con banqueros, agentes inmobiliarios, otros inversores de bolsa o de inmuebles.
    Mira programas de TV sobre finanzas.

El proceso de aprendizaje es lento y requiere tu tiempo. En mi época de estudiante mi única obligación era estudiar y acabar la carrera, pero tenía tiempo libre para salir con mis amigos, leer, ir de acampada, oír música,… Ahora la cosa ha cambiado, dedico muchas horas a mi trabajo, además soy madre y esposa, queda poco tiempo para mi, y si ese tiempo lo tengo que dedicar a formarme en inversiones y finanzas pues hay momentos que se me hace muy cuesta arriba.

Por eso es tan importante tener en mente mis motivos para alcanzar la libertad financiera, con ellos presentes cuando me da pereza coger el libro “Invertir en vivienda”, en lugar de coger “Ángeles y Demonios” que me apetece más leerlo, decido que es mejor para mí formarme, invertir mi tiempo en aprender para luego disponer de mucho más tiempo para mí. Elijo invertir en mi futuro bienestar.

Ojo, no estoy diciendo que no disfrutes ahora de tu vida, lo que digo es que dediques parte del tiempo que tengas para formarte. No esperes a tener más tiempo, por que ese día nunca llegará, es igual que con la excusa ¡No tengo dinero! Tienes que hacer cosas para cambiarlo, en ese caso empezar con un plan de ahorro destinando dinero para invertir. Y en este caso invirtiendo parte de tu tiempo y dinero en formarte.

Hay momentos en que se hace duro, pero en el proceso de aprendizaje empiezas a ver que no es tan complicado como creías y que eres perfectamente capaz de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *