Para lograr la libertad financiera lo más importante es tener inteligencia financiera

Ayer estuve hablando con una buena amiga que también está empezando su camino hacia la libertad financiera. Al igual que yo ha ido descubriendo este año como lograrla.

Hace unos años vendió la casa donde vivía y se fue a vivir a su chalet. En ese momento no sabía lo que sabe ahora y pensó que lo mejor era vender su otra casa.

La tenía pagada, era una casa de muchos años y no le hacía gracia alquilarla porque lo veía complicado, le preocupaba tener que hacer continuas reparaciones por ser un piso antiguo.

Ahora busca comprar un piso para invertir, con la idea de alquilarlo y obtener un flujo de efectivo positivo todos los meses. El problema es que los pisos están caros, la mensualidad de la hipoteca es muy alta, así que para obtener un flujo de efectivo positivo tiene que alquilarla por un importe elevado y no cree que se la quieran alquilar a ese precio.

Ayer me decía, que si hubiera sabido lo que sabe ahora, sus temores a alquilar su vieja casa no habrían sido tales, en lugar de venderla la habría alquilado, como no tenía que pagar ninguna hipoteca todo el importe del alquiler sería flujo positivo. Su miedo a tener problemas por ser una casa vieja que necesitara reparaciones los podría haber solucionado reservando parte del dinero del alquiler en generar un fondo para imprevistos y con el resto del dinero ir creando otro fondo para hacer nuevas inversiones.

De todos modos esto le ha enseñado y no está todo perdido ya que dispone de un dinero que puede invertir.

Lo importante es que ahora está en el camino correcto, ¿podría haber sido mejor? Sí. Pero también podría haber sido peor.

Ya que el piso está vendido hay que mirar hacia delante y pensar en cual es la mejor opción para invertir. Es posible que no encuentre la mejor de las mejores pero lo importante es dar el paso.

En mi caso voy más lenta en mi camino, pues estoy haciendo mes a mes mi fondo de inversión para adquirir activos, mientras sigo aprendiendo igual que mi amiga.

Robert T. Kiyosaki dice en uno de sus libros:

Lo que enriquece a una persona no son los bienes raíces, las acciones, los fondos de inversión, los negocios o el dinero. Lo que en realidad enriquece es la información, el conocimiento, la sabiduría, saber como hacer las cosas; es decir, la inteligencia financiera.

Mi amiga tenía el piso pero le faltaba lo más importante para sacarle partido, la inteligencia financiera. Ahora está adquiriendo el conocimiento necesario y pronto verá la recompensa.

El primer paso es adquirir el conocimiento, el dinero lo irás obteniendo al aplicar los conocimientos aprendidos.

¡Animo amiga mía!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *