Regalos promocionales de los bancos. ¿Realmente son regalos?

CONSEGUIR ESTE IPad ES MUY FACIL.
Domicilia tu nómina y llévatelo.

TELEVISION FULL HD 32”, ROBOT DE COCINA, CAFETERA NESPRESSO
Domicilia tu nómina y llévate uno de estos fantásticos artículos.

CONSOLA XBOX 360 4GB con KINECT
Domicilia tu nómina o pensión y abona 195 €; o Contrata el Préstamo Superfidelidad por un importe superior a 10.000 € y domicilia la nómina para conseguir mejores condiciones; o Contrata el Depósito Kinect a plazo de 24 meses por un importe de 12.000 €. Requiere domiciliación de la nómina o pensión.

¡Que alegría! ¡Que alboroto! ¡Otro perrito piloto!

He mirado tres bancos al azar y en todos había una promoción en la que conseguías un regalo por domiciliar tu nómina o contratar alguno de los servicios que ofertaban.

Los bancos quieren nuestro dinero, tratan de captarnos como clientes y la forma es ofrecernos regalos.

Hace unos años me molestaba cuando veía una de estas promociones en las que por domiciliar la nómina en el banco con el que llevo años trabajando le estregaban un regalo a los nuevos clientes y a mi no me lo daban. Tantos años con ellos y no recibía nada a cambio.

Pero durante el 2010 he aprendido mucho sobre finanzas y he descubierto que estos regalos no son todo lo bueno que a simple vista pueden parecer.

En muchas ocasiones los gastos de envío corren a cargo del cliente, y pueden ser elevados, supongo que por que en estos gastos también están camuflados los impuestos derivados de los que supuestamente se hace cargo el banco. En realidad estos regalos tributan y o bien corren a tu cargo o bien es el banco el que se encarga de ellos, aunque lógicamente ya te lo ha cobrado por adelantado.

Suelen ir acompañados de una permanencia obligatoria de 1, 2, 3 años, vamos como cuando las compañías de móviles te regalan un terminal pero te obligan a mantener el contrato con ellos durante 18 meses.

Desde luego a día de hoy, con lo que sé, ya no me parece tan buena idea, prefiero buscar un banco con el que obtenga una rentabilidad por mi dinero, y si quiero un robot de cocina compraré el que más me interese. Seguro que la operación me resulta mucho mejor así que atándome a un banco.

Mi consejo es que antes de dejarte tentar por estos regalos, te fijes bien en las obligaciones que adquirirás con el banco, como el tiempo de permanencia o los gastos adicionales y valores si no te resultaría mas barato comprarlo por tu cuenta e ir a un banco que te de mas ventajas

Tú que crees, ¿son tan estupendos regalos?


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por la ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *