Toma el control de tus finanzas personales. 14- ¡No tengo tiempo!

Si acabas de encontrar mi blog “Gana Dinero y Tiempo” tienes que saber que ésta es la décimo cuarta entrega de la serie Toma el control de tus finanzas personales y quizá te interese leer el resto de entradas de la serie, arriba tienes el link con todas ellas.


En la entrega de la semana pasada hablé sobre la excusa de no tener conocimientos en finanzas.

Hoy voy a seguir con otras de las excusas que pueden aparecer interponiéndose en tu objetivo de tomar el control de tus finanzas personales.

    ¡No tengo tiempo! Me paso el día en el trabajo, llego a casa y tengo que ocuparme de los niños y ayudarles con los deberes, poner la lavadora, recoger la casa, preparar la ropa para mañana, acostar a los niños después de cenar, y entonces es cuando por fin tengo una hora para sentarme en el sofá y ver un rato la tele o leer un libro antes de irme a dormir, ¿como voy a tomar el control de mis finanzas si no tengo tiempo ni de rascarme?

Parece complicado, ¿verdad? El ejemplo que te he dado es el mio propio. Cuando empecé a interesarme por las finanzas me asaltó también esta excusa. No veía como dedicar tiempo a aprender a tomar el control de mis finanzas, a educarme en el mundo de las inversiones y seguir haciendo todo lo que ya hacia.

Pues no sólo he hecho eso, además me he embarcado en escribir este blog, que aunque ha absorbido parte de mi tiempo, también me ha permitido aprender más rápido sobre finanzas.

No, no he encontrado una forma de alargar el día, sigo teniendo 24 horas para todo, pero las he distribuido de otra forma, y poco a poco he mecanizado cosas lo cual me permite hacerlas en menos tiempo. La tele la veo poquísimo y de momento he reemplazado la lectura de entretenimiento por lectura de aprendizaje.

El tiempo lo inviertes en lo que quieres, bueno también en cosas que son tu obligación, pero al final tu eres quien decide que haces en cada momento.

Cuando quieres hacer algo nuevo que no estaba en tus tareas diarias, le buscas el hueco y cuando aparece algo que no quieres hacer, simplemente pones la excusa de no tener tiempo. Te convences de tu falta de tiempo para no tener remordimientos al dejar de hacer lo que no quieres.

Para vencer esta excusa necesitas encontrar el motivo que te impulse a realizar la tarea. Si no encuentras el tiempo para tomar el control de tus finanzas es porque no tienes claro la razón para hacerlo, y sin ella te resultará difícil continuar.

Yo pensé detenidamente cuales eran mis motivos para tomar el control de mis finanzas y dedicar tiempo a aprender. Los tengo muy presentes y mi objetivo está muy claro.

Después de estos meses me he dado cuenta que además de perseguir mi meta, todo lo que estoy haciendo me resulta apasionante, por eso me es más fácil dedicarle tiempo. Me gusta lo que hago y lo que estoy consiguiendo día a día.

Como te dije la semana pasada, ante la excusa de no tener tiempo, lo que necesitas es buscar tu motivo para hacerlo, la verdadera razón por la que quieres tomar el control de tus finanzas.


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por leer Gana Dinero y Tiempo.

6 comentarios

  1. Inma,

    El dinero es parte de la vida, inevitablemente. Y si tenemos tiempo para vivir, tenemos tiempo para el dinero.

    El tema es cómo lo manejamos. No se necesita, de hecho mucho tiempo. Quizá un poco al principio, como cualquier cosa que vamos a organizar. Pero luego simplemente es rutina y un poco de sentido común.

    Y siempre aprender. Mientas mejor manejemos el dinero, mejor será nuestra calidad de vida.

    Saludos,

    Joan

    • Muy cierto Joan,

      Desde que nacemos estamos aprendiendo. Manejar bien el dinero es también un proceso de aprendizaje y cuando conseguimos hacerlo mejora nuestra calidad de vida. Si tenemos esto claro nos resultara más fácil encontrar el tiempo para aprender y controlar nuestras finanzas, porque ello nos beneficiará.

      Un saludo,

      Inma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *