Valoración del año que termina

2010 ha resultado ser un año de cambio de paradigma para mi.

Me he quitado muchas de las vendas que tapaban mis ojos y he mejorado en muchísimos aspectos.

Me siento mucho más segura de mi misma y con control sobre mi vida.

Por primera vez desde que nos hipotecamos hemos hecho una amortización parcial de la hipoteca. Esto supone un gran cambio.

He aprendido ha diferenciar entre deuda buena y deuda mala y que hay que deshacerse de la segunda cuanto antes.

He hecho el presupuesto de la casa y prácticamente lo he cumplido.

También he adquirido el hábito de pagarme a mi misma primero, de manera que todos los meses cuando nos ingresan la nómina retiro la parte destinada al ahorro, inversión, imprevistos y pago de deuda.

Sé que tengo que controlar mis gastos y también debo aprender a invertir, el objetivo que persigo cada vez lo veo más alcanzable. Tengo que lograr los ingresos pasivos que superen mis gastos, de esta manera conseguiré la libertad financiera. Llegado a ese momento podré hacer lo que realmente quiero. El trabajo que realice ya no estará condicionado por que necesito un sueldo, podré hacer lo que me gusta.

Este año también he abierto los ojos respecto a mis prioridades. Antes las tenía confusas, no separaba mi vida laboral de la personal. Me llevaba el trabajo a casa, vivía preocupada por que la faena saliera aunque mi jornada laboral hubiera terminado, simplemente pensaba que esa era mi obligación. Tenía la tonta idea de que si no lo hacía yo el trabajo no saldría.

Pero en febrero mi nombre apareció en la lista de los que íbamos a ir al ERE temporal que mi empresa se vio obligada a presentar.

Por un lado me sentó mal ser tratada así, me lo tomé como algo personal, después de todo lo que me había sacrificado me hacían esto.

Posteriormente, en Mayo me fui al paro durante cuatro meses. Pero en mí, ya se había producido el cambio, cuando me lo comunicaron me sentí bien, dejé de pensar en lo que me hacían como algo malo y me lo tomé como unas vacaciones extras. Un periodo en el que poder disfrutar de mi tiempo con mis hijos y mi familia.

Esta es la actitud que me ha liberado, me ha permitido separar mi vida laboral de la personal y dedicarle a cada una el tiempo que le corresponde. Hago mi trabajo correctamente pero sólo durante el tiempo por el que me pagan y el resto es mio.

He tenido la gran suerte de disponer de cuatro maravillosos meses en los que he vivido plenamente mi tiempo, disfrutando con mis hijos y me he dedicado a controlar mis finanzas, a adquirir educación financiera, a ser exigente y administrar bien el dinero.

Este año también se ha producido el nacimiento de mi blog, que me ha permitido aprender y conocer virtualmente mucha gente estupenda y a compañeros con blogs muy interesantes.

He cambiado horas de televisión por horas de lectura de libros de finanzas personales, autoayuda y alguna que otra novela.

2010 ha sido un gran año, el despertar en muchos aspectos.

Pese a la gran crisis que vivimos, yo recordaré este año de manera muy positiva y feliz.

Me siento enormemente agradecida por la gran oportunidad que he visto delante de mis ojos, me he subido al tren de la libertad financiera.

¡Sonríe a la vida y la vida te sonreirá!


¿Te ha gustado? Ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Haz clic en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por la ayuda.

2 comentarios

  1. Hola Inma,

    Primero que nada quiero felicitarte pues creo que has logrado hacer cambios sustanciales para mejorar tu vida, en verdad las cosas funcionan de formas muy coincidentes para ambos, ya que este año también fue de grandes cambios para mi.

    En verdad quiero agradecer por tus artículos pues todos ellos muestran a un ser humano especial que tiene grandes actitudes ante la vida y que se brinda a los demás.

    Mil gracias por compartir tanto con nosotros este año.

    Saludos mi querida amiga y sigue coschando éxitos en el año que comienza.

    Omar Carreño

    • Omar, muchísimas gracias por tus palabras.

      Espero que ambos lleguemos a cumplir nuestras metas y realicemos los cambios que sean necesarios.

      Aplicar cambios en la vida es la forma de obtener resultados diferentes. Y desde luego el 2010 ha sido un gran año, por la cantidad de oportunidades de cambio que he visto y aprovechado.

      Un saludo,

      Inma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *